1. Inicio
  2. Beneficios
  3. Ley de Protección del Empleo: ¿Qué pasa con tu sueldo, cotizaciones y contrato?

Ley de Protección del Empleo: ¿Qué pasa con tu sueldo, cotizaciones y contrato?

Ante la contingencia por la pandemia del virus COVID-19 o coronavirus, el gobierno implementó la Ley de Protección del Empleo. En este artículo te la queremos explicar en fácil.

¿En qué consiste la Ley de Protección del Empleo?

Lo primero a mencionar, es que es una ley exclusiva para quienes están afiliados al Seguro de Cesantía o Fondo de Indemnización (trabajadores de casa particular).

La ley hace posible que los trabajadores puedan cobrar parte de estos fondos sin necesidad de poner fin al contrato de trabajo, ya que permite a las empresas suspenderlo de forma temporal o pactar una jornada laboral más corta.

Te explicamos primero cómo funciona la Suspensión del Contrato y más abajo la Reducción de Jornada Laboral.

1. Suspensión del Contrato de Trabajo

Por Acto de Autoridad: cuando una autoridad indique que se debe parar la actividad económica (de las empresas), la suspensión de contrato se aplica por el solo efecto de la ley. Esto puede pasar cuando se declara cuarentena total en alguna zona, por ejemplo.

Se exceptúan aquellos casos en que hay un pacto que permita la continuidad de las funciones, como lo hace el teletrabajo.

Por Pacto de Suspensión: esta opción se refiere a que la empresa puede acordar con el trabajador la suspensión del contrato por un tiempo, cuando sus actividades se han visto afectadas (sin necesidad de que estén en zona de cuarentena).

Requisitos: Tener 3 cotizaciones continuas en los últimos 3 meses o tener 6 en los últimos 12 meses (en este segundo caso, las 2 últimas cotizaciones deben ser con el mismo empleador).

Contrato: Aunque no deberá trabajar durante la suspensión, el contrato de trabajo se mantiene y además se prohíbe el despido por Fuerza Mayor o Caso Fortuito por COVID-19 durante 6 meses o lo que dure el Estado de Catástrofe.
Sí podría darse un despido por otras razones, entre ellas, “por necesidades de la empresa”.

Sueldo:El empleador no pagará remuneración mientras dure la suspensión del contrato. Durante esos meses los trabajadores recibirán pagos desde el Seguro de Cesantía o Fondo de Indemnización (para trabajadores de casa particular). El dinero a pagar es un porcentaje del sueldo que varía según el tipo de contrato y que va disminuyendo cada mes.

Además, el monto a pagar se calcula según la última remuneración imponible para trabajadores de casa particular; y con el promedio de las tres últimas para trabajadores dependientes.

Pago con cargo Fondo de Cesantía Individual o Fondo de Indemnización

Mes

1ero

2do

3ro

4to

5to

Contrato Indefinido

70%

55%

45%

35%

30%

Contrato Plazo Fijo

70%

55%

45%

En el caso de que no tengan suficiente dinero en la cuenta individual del Seguro de Cesantía, se pagará de forma automática desde el Fondo de Cesantía Solidario. (Solo para afiliados, quedan fuera de este beneficio los trabajadores de casa particular)

Contrato Indefinido – Pago con cargo al Fondo de Cesantía Solidario

Mes

1ero

2do

3ro

4to

5to

Porcentaje a pagar

70%

55%

45%

35%

30%

Valor Superior

$652.956

$513.038

$419.757

$373.118

$326.478

Valor inferior

$225.000

$225.000

$225.000

$200.000

$175.000

Contrato a Plazo Fijo – Pago con cargo a Fondo de Cesantía Solidario

Mes

1ero

2do

3ro

Porcentaje a pagar

50%

40%

30%

Valor Superior

$466.398

$373.118

$326.478

Valor inferior

$225.000

$200.000

$175.000

Cotizaciones:El empleador debe seguir pagando tus cotizaciones, aunque por un monto menor del habitual, ya que se calcularán sobre el 50% de tu sueldo imponible. Además, de forma excepcional podrán pagarlas hasta 12 meses después de que termine la vigencia de esta norma.

En el caso de trabajadores de casa particular, deben seguir pagando tu cotización de salud y del Seguro de Invalidez y Sobrevivencia.

2. Reducción de la Jornada Laboral

Esta opción permite que empleadores y trabajadores puedan pactar una jornada laboral más corta a la habitual.

Para que una empresa pueda optar por esta opción debe estar en alguna de las siguientes situaciones: ser de carácter esencial con necesidad de disminuir personal por efectos sanitarios, demostrar disminución  de ventas por un 20% en tres meses, estar en proceso de reorganización o de asesoría por insolvencia económica. Todos los detalles están en el sitio de la Ley de Protección del Empleo.

A continuación, los requisitos y beneficios para trabajadores.

Requisitos: Si tienes Contrato Indefinido, debes tener 10 cotizaciones mensuales, continuas o discontinuas, con el mismo empleador. En el caso de Contrato a Plazo Fijo, 5 cotizaciones mensuales, continuas o discontinuas.

Contrato: Sigue vigente, especificando en un anexo la nueva jornada laboral o los detalles de lo pactado.

Sueldo: El empleador pagará el monto proporcional de la remuneración según las horas trabajadas. Además, se entregará un complemento con cargo al Seguro de Cesantía, que permita asegurar un ingreso mínimo por el 75% de la remuneración habitual.

Si la jornada se reduce

50%

40%

30%

20%

10%

El aporte del seguro es

25%

20%

15%

10%

5%

Cotizaciones:El empleador deberá pagar el monto proporcional según las horas pactadas.

3. ¿Quién debe hacer el trámite?

Para la Suspensión del Contrato, el empleador debe hacer el trámite en la Administradora de Fondos de Cesantía. Si eres trabajador o trabajadora de casa particular, debes realizar el trámite en la AFP que cotizas. En el sitio protecciondelempleo.cl puedes encontrar los enlaces directos al trámite y/o formularios de cada AFP.

En el caso de la Reducción de Jornada Laboral, tanto el empleador como el trabajador deben registrarse en la Dirección del Trabajo (online o presencial).